restaurante ramon freixa madrid

05 Jul RAMÓN FREIXA: elegancia en cada bocado

El restaurante de Ramón Freixa en Madrid luce dos estrellas Michelín y propone una experiencia moderna a la par que elegante.

Ubicado en el corazón del barrio Salamanca, dentro del ‘Hotel Único’, ofrece una magnífica experiencia gastronómica pero quizás alejada de lo que se espera de un restaurante biestrellado.

restaurante ramon freixa madrid

Me explico, se come muy bien, de sobresaliente pero yo considero que sitios de semejante nivel deberían alcanzar la matrícula de honor (algo similar a lo que pasa a ‘La Terraza del Casino’). De los que yo he podido visitar sólo dos me han alucinado, ‘Diverxo’ y ‘Dstage’.

Aun así,  la cocina de Ramón Freixa es muy top y combina una técnica excelsa con grandes dosis de creatividad y un producto exquisito. El servicio es atento y muy profesional, y la bodega es un espectáculo.

El menú que paso a contarte es el corto, que sólo se sirve a mediodía y entre semana.

Empezamos con los aperitivos: nueve pequeños bocados a modo de snacks para comerse en un visto y no visto.

Los más destacados fueron la piedra mimética de queso manchego, nueces y trufa (de gran sabor), el Oveo (cebolla, huevas de trucha que implosionan al morderlas y mousse caliente de pimentón), el cucurucho de camarones, la crujicoca de anguila ahumada y el pan souflé relleno de tomate y butifarra.

restaurante ramon freixa madrid

restaurante ramon freixa madrid

 

restaurante ramon freixa madrid

restaurante ramon freixa madrid

restaurante ramon freixa madrid

La perla de ostra escabechada con ensalada de algas y uva (buena combinación de texturas y muy acertado el toque del alga) y el bellini de melocotón estaban buenos.

restaurante ramon freixa madrid

restaurante ramon freixa madrid

Mientras que tanto el churro con jamón ibérico y caviar como las milhojas de calabaza y salsa holandesa no me transmitieron nada.

restaurante ramon freixa madrid

restaurante ramon freixa madrid

Sin fisuras los dos platos principales: el canelón asado de tres carnes estaba delicioso y el socarrat (gamba roja, pato confitado y un tartar de verduras marinado con lima) no podía estar más bueno. Dos platos para repetir más allá de la saciedad.

restaurante ramon freixa madrid

restaurante ramon freixa madrid

Ya sólo faltaba el postre. Una oda al chocolate (religión que yo no profeso aunque abrazo en ocasiones) con sabores que pretendían recrear una sobremesa con tabaco, whiskey y baileys. Fantástico.

restaurante ramon freixa madrid

Si quieres disfrutar de una velada elegante, formal y degustar platos de gran exquisitez, que rebosan técnica, el restaurante de Ramón Freixa en Madrid es una gran opción.

No Comments

Post A Comment