Restaurante El Columpio Madrid

15 Abr EL COLUMPIO: bocados para niños y mayores

Un mundo de fantasía e ilusión se esconde tras la puerta de este local en el número 10 de la calle Caracas, en el barrio de Chamberí, un espacio en el que la delicadeza de su carta y la belleza de su decoración (que combina el tan en boga estilo vintage con el naif) detienen el tiempo para gozo de aquellos que acuden a probar sus cuidados platos.

Mérito de Esteban Arnaiz, autor también de Le Cocó, que consigue crear una magnífica atmósfera en sus locales, como ya habíamos comprobado en el este último y como estábamos a punto de descubrir en el restaurante El Columpio de Madrid, uno de esos lugares que te resistes a abandonar.

A pesar de la fugacidad de mi visita, una auténtica lástima porque éste es uno de esos sitios ideales para vivir una memorable tarde de sobremesa a base de gintonics (locales divertidos como Arzábal, Perrachica, Fismuler, Sasha Boom, Bacira o Habanera), tuve tiempo para probar varias opciones del menú y para acertar con las tres.

 

Unas buenas croquetas de pollo, con el equilibrio justo entre la cremosidad de la bechamel y el siempre difícil de resaltar sabor del pollo.

Un clásico de la cocina actual en Madrid: el pulpo. En esta ocasión, con crema de patata y salsa romesco, lo que le daba un punto divertido al plato. Cada día es más difícil encontrar un restaurante en  la capital que no ofrezca en su carta alguna variedad de este suculento cefalópodo.

 

El punto final lo pondría el plato estrella de este domingo: los raviolis de gamba fresca con crema de mariscos. Sabor a mar que te traslada a esas interminables jornadas de verano en la playa cuando eras un niño.

Bon appétit!

No Comments

Post A Comment