Restaurante Arado Madrid

12 Jun ARADO: La retrococina del siglo XXI

Hace unos meses, y tras una maravillosa reforma, el Hotel Meliá Madrid Serrano se presentaba con una apuesta muy fuerte por la gastronomía. Su nombre es ‘Arado, Grocery& Restaurant’ y más te vale que no lo olvides porque se come de cine. Ubicado en la ‘Milla de Oro’, muy cerca de la embajada de Estados Unidos, reúne a la santísima trinidad gastronómica.

Y me explico. Lo primero es un espacio amplio (esto en Madrid es lo más parecido a encontrarte un unicornio), cómodo y de estética moderna;

Restaurante Arado Madrid

Luego una cocina de nivelón. El chef David Masllorens (que ha pasado por Arzak o DassaBassa, entre otros) al frente, un producto sensacional (todo de la huerta madrileña y, muchas cosas, cultivadas por ellos), una carta de toque retro, con recetas de toda la vida pero elaboradas con técnicas actuales.

Y por último, el equipo de ‘Arado, Grocery& Restaurant’. Tan atentos, rápidos y eficaces que consiguen que tu experiencia sea perfecta.

Restaurante Arado Madrid

Y esto no es nada, espera que ahora voy con los platos, que me encantaron, y de los que sólo puedo hablar maravillas.

Pedimos el vino y, antes de que nos diera tiempo a decidirnos, ya teníamos un aperitivo. Chips de cinco especias con rocío de vinagre y esferificación de aceitunas. Riquísimo, las patatas eran sabor vinagreta pero suave y la aceituna estaba muy lograda.

Untitled design(2)

Restaurante Arado Madrid

Una vez que nos pusimos de acuerdo y pedimos, empezaron a llegar los entrantes. Como las alcachofas confitadas, muy tiernas y con el toque del josper (es que en ‘Arado, Grocery& Restaurant’ tienen un horno josper y les da un juego que no veas, ¡una pasada!) pero les faltaba un pelín de sal (pero muy muy poca).

Las croquetas de jamón, sabrosas y con una bechamel untuosa y fantástica, sólo tenían una pega: a la fritura le faltaba un poco de consistencia para ser perfectas.  La pata de pulpo tenía un sabor a brasa que me encanta (lo que te decía del horno josper, pues aquí tienes otro ejemplo jejeje).

Untitled design(1)

 

Untitled design(4)

 

 

En ‘Arado, Grocery& Restaurant’  han apostado por el concepto de la retrococina siglo XXI y uno de los grandes ejemplos es la espuma caliente de setas con huevo campero a baja temperatura sobre crujiente de kataifi de hongos. Tradición y vanguardia en un bocado.

Esto iba por muy buen camino y aún quedaban dos platos más que íbamos a compartir en el centro de la mesa. El calamar de potera con alioli de albahaca, muy rico, y uno de los más sorprendentes: la coliflor con gel de coliflor, que entre el punto crujiente que tenía la verdura y el toque del chimichurri es un plato obligatorio.

Restaurante Arado Madrid

Restaurante Arado Madrid

Y espera que aún falta lo mejor, el plato principal. Un cochinillo (horneado en el bendito josper) con la piel “extracrunchy” y ligera, una carne jugosa que no necesitaba ayuda de ningún tipo de salsa, una crema de castañas para chuparse los dedos y el mole negro de aúpa.

Restaurante Arado Madrid

Los postres son muy castizos, tienen una clara influencia de la repostería madrileña de toda la vida y tanto los canutillos de hojaldre con crema, como la tarta de requesón y fresas o el merengue seco con crema de arroz con leche, mandarina y violetas estaban ricos. Pero la palma se la lleva la manzana asada con cuajada, ¡puro vicio!

Restaurante Arado Madrid

Restaurante Arado Madrid

Restaurante Arado Madrid

Restaurante Arado Madrid

Si te gusta la cocina de toda la vida, ‘Arado, Grocery& Restaurant’ te va a encantar. Sus recetas tienen ese toque actual, las raciones son generosas, el espacio es muy agradable y amplio (repito, en el centro de Madrid esto es poco común) y, ahora que llega el buen tiempo, ya tienen abierta una terraza rooftop de esas de las que te tienen que sacar los antidisturbios.

Bon Appétit!

No Comments

Post A Comment